martes, 16 de julio de 2019


... El buceo hace que no piense en la enfermedad. Todo empezó a ir mejor...

ALberto R.

Esta es mi historia, y comienza un día de Mayo de 2010, un día en el que solo se trataba de una revisión rutinaria, al final de la prueba el médico me dice las palabras que aún resuenan en mi cabeza; “tienes cáncer”. Se me vino el mundo encima, no me lo podía creer, ese día empezó una vida distinta para mí; tristezas, depresiones, perdida de comunicación con mi entorno, soledad, ansiedad …y pensar que el final estaba cerca, que nunca había visto mi vida tan al borde. Esa tarde pensé hacer algo y les aseguro que nada agradable, pero momentos de inspiración o simplemente cobardía, me lo impidieron. Me operaron del colon, me pusieron colostomía irreversible, sesiones de quimio, radioterapia, más quimio, meses largos y de mucho trabajar mi cabeza. Pase por cuatro psicólogos, me intentaron ayudar muchísimo pero mi cabeza era más fuerte que ellos. Parecía más o menos estabilizado cuando en 2012, me vuelven a detectar otro hepático, ahí acabe de hundirme más, ya no lo soportaba. Vuelta al quirófano, más sesiones de quimio … cada consulta era un suplicio para mí, eran nervios, quería tirar la toalla, ya no podía más. Mal salgo de todo eso, me propongo dar un cambio en mí día a día y buscar algo que me haga ver la vida más positiva, no me atrae nada, todo me parece negativo, no salgo de casa, las horas, las pasaba tumbado viendo cómo pasan los días.

Un buen día recalo en un centro de buceo, me hablan de que puede ayudarme, no me creía nada, lo mismo de siempre. Hasta que lo pruebo y, ver la sensación de estar ahí debajo, me cambia totalmente.  Empecé a interesarme, a estudiar, a asistir …en una palabra ¡¡¡ME GUSTABA!!! Me hacía no pensar en la enfermedad. Todo empezó a ir mejor, hasta que, en 2015 en una revisión, me lo detectan en el pulmón. Ya tiré todo y me dejé llevar, no quería más operaciones ni más quimio ni nada, solo quería esperar…Menos mal que siempre dicen que hay un ángel de la guarda, el mío se llama Doctora. Seco. Me ayudó muchísimo, le debo tres vidas. Han pasado dos años, sigo buceando, me saque todas las titulaciones del buceo recreativo, me encuentro feliz debajo del agua…en superficie me imagino que mi cabeza volverá poco a poco a su sitio.

Gracias por leerme.

Dedicado a mi padre fallecido hace un mes, después de sufrir mucho. También gracias a todos los que me han ayudado o lo han intentado. SI SE QUIERE SE PUEDE

¿Te ha inspirado esta historia ?
! Dale tu voto para que sea el Great Comebacks del año !



Historias Personales

2018

Mª Victoria (Madrid)

... con unas ganas de vivir inmensas, más que antes …

Continuar leyendo

Montse (Salamanca)

... hoy lloré de alegría...

Continuar leyendo

Carmen (Bilbao)

... Aprendía ver el problema de cara y afrontarlo, mirándolo a los ojos...

Continuar leyendo

Rafael V. P. (Yecla)

... la bolsa fue el único medio para salvarme, que le debo la vida al estoma ...

Continuar leyendo

Olga M. G. (Cartagena)

... Mi reto es hacer kayak y remo por el mar menor ...

Continuar leyendo

Marta M. (Cambrils)

... Las historias que salen bien merecen ser contadas...

Continuar leyendo

Loly G.

... hago Pilates y Yoga, voy a la piscina, además de andar una hora diaria ...

Continuar leyendo

Arantxa M. (Córdoba)

... El mejor trofeo para un guerrero, es la vida...

Continuar leyendo

Mere (Valladolid)

...empecé a aceptar los grandes cambios que se habían producido en mi vida....

Continuar leyendo































































2017

Aitziber (Bilbao)

...Las limitaciones están en nuestra cabeza...

Continuar leyendo

Alberto R. (Cantabria)

...El buceo hace que no piense en la enfermedad. Todo empezó a ir mejor...

Continuar leyendo

José María U. (Bilbao)

.… lleno de esperanza e ilusión y llevando una vida totalmente plena y normalizada ...

Continuar leyendo

Liamar (Madrid)

... En definitiva, la bolsa me ha devuelto la vida...      

Continuar leyendo

Yolanda F. (Mallorca)

...mi vida está completa, viajo, vivo, pinto y algo que no he dejado de hacer nunca...

Continuar leyendo

María M. (Cuenca)

…la colostomía no era un obstáculo para hacer lo que más me gusta que es trabajar con niños.

Continuar leyendo

Lola G. (Barcelona)

Me ha devuelto un calidad de vida y una autonomía que no me atrevía ni a soñar

Continuar leyendo

Mariano A. (Las Palmas)

Siempre decía –para atrás, ni para coger carrerilla-y así fue...

Continuar leyendo

Fernándo R. (Santander)

En mi vida cotidiana, no tendría que privarme de ninguna actividad de las que venía...

Continuar leyendo

José María P. (Cartagena)

Lo voy superando y constituye una rutina más en mi vida.

Continuar leyendo

José V. (Barcelona)

Busco nuevos retos deportivos para demostrarme a mí mismo y los demás...

Continuar leyendo

Mª Ángeles L. (Quart)

La verdad es que me quede pronto embarazada y todo fue perfecto.

Continuar leyendo

Yoshua P. (Alicante)

Fortalecer la mente y junto a ella vuestra capacidad de superación.

Continuar leyendo

David M. (Madrid)

Vivir más la vida y disfrutarla poco a poco, al fin y al cabo, volví a nacer.

Continuar leyendo

Ángel C. (Cartagena)

Decidí matricularme en la universidad de mayores...

Continuar leyendo

Claudia S. (Madrid)

Me pusieron la bolsa y la llevé bastante bien. Me fui a Menorca, Londres, a esquiar...

Continuar leyendo

Zaira B. (Alicante)

Cumplí 1 de tantos sueños que he cumplido, al mes, con mi traje de reina...

Continuar leyendo

Patricia G. F. (León)

La ileostomía no me ha quitado de hacer
nada.

Continuar leyendo

María Yolanda F. (Cáceres)

Si se lucha por seguir, se consigue algo increíble...

Continuar leyendo

Bárbara S. (Cartagena)

Una ostomia no es el fin es el comienzo.
 

Continuar leyendo

José M. (Alcalá Guadaíra)

Me decían que era una locura irme de mochilero por toda Europa en tren...

Continuar leyendo

Miguel E. (Toledo)

Lo importante es estar activo y tener la mente ocupada...que la cabeza ...

Continuar leyendo

Carlos M. (Salamanca)

Seguir para adelante sin complejo alguno...
 

Continuar leyendo

Ángela G. (Valencia)

...Cuéntalo porque pasarlo dos veces sola es peor.

Continuar leyendo

Conchi (Tenerife)

Soy feliz, puedo hacer muchísimas cosas que antes no hacía.

Continuar leyendo

Montse G. (Barcelona)

Tenemos que pensar que estamos vivos y el hecho de llevar una ostomía...

Continuar leyendo

Pilar M. (Madrid)

“Si tiene solución no te preocupes y si no la tiene para qué preocuparte”.

Continuar leyendo

Victoria H. (Madrid)

“Lo conseguí”...

Continuar leyendo

Lina G. (Madrid)

Hay muchas vidas dentro de una sola vida y merece la pena vivirlas...

Continuar leyendo