lunes, 3 de agosto de 2020


Vivir más la vida y disfrutarla poco a poco, al fin y al cabo, volví a nacer

David M.

Hola soy David, tengo 32 años y soy de Madrid. En enero de 2015 me diagnosticaron la Enfermedad de Crohn que pertenece a la familia de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII). Cuando me diagnosticaron la enfermedad de Crohn, sentí alivio y a la vez preocupación. Alivio porque después de varios años de síntomas que relacionaban con el estrés ya tenían un nombre. Preocupación, porque la enfermedad de Crohn no era muy conocida y difícil de explicar, preocupado porque lo poco que sabía es que los brotes podían durar hasta años y también porque es una enfermedad crónica, es decir, para toda la vida. No me cabía en mi cabeza que me iba a pasar toda la vida saliendo a la calle intranquilo por si me daba un apretón y no encontrar un baño, estar dependiendo de que si los lugares tenían baño o no. Mi mayor preocupación era como explicarlo a la gente, sobre todo para que entendiese que un día podría estar bien y al siguiente hecho un trapo. Poco a poco lo fui asumiendo, los compañeros de trabajo fueron mi mejor apoyo porque me seguían mostrando su apoyo y tratando la enfermedad como algo normal, pero sin restarle importancia. Después de recuperarme del primer brote oficial, a finales de mayo me reincorporé a trabajar y eso ayudaba a no darle vueltas a la cabeza y asimilar bien la enfermedad, pero duré relativamente poco, porque a principios de septiembre me volvió a dar otro brote, según los especialistas era un brote leve y me mandaron un biológico para remitirlo, pero este biológico no me hacía nada y cada vez tenia más dolores y el 4 de noviembre cuando iba a consulta, me desmayé en la puerta del hospital y fui directo a urgencias, allí me hicieron transfusión de sangre y me llevaron a hacer un TAC. En el TAC salió que se me había perforado el colon y tenían que ponerme una ileostomía temporal, la verdad que no había elección, era ponerme la bolsa o perder la vida, quedaban pocas horas porque llegue en un estado bastante malo.

Ponerme la bolsa reconozco que fue bastante duro, más para un chico de 30 años y tímido en una sociedad muy cruel en ciertos aspectos, tenía muchas dudas, muchas preguntas sin resolver tales como ¿Podré hacer vida normal?, ¿Tener pareja?, ¿Cómo explico que llevo pegada una bolsa en la tripa ? ... no fue fácil pero mi familia, compañeros de trabajo y algunos amigos consiguieron que siguiese adelante. En estos momentos es donde vi quienes era mis amigos de verdad y quienes no, me llevé varias decepciones. Mi familia me aconsejó ponerme en manos de un psicólogo para controlar y asimilar todo, la verdad que fue lo mejor que hice, porque gracias a ella iba aprendiendo a controlar la enfermedad y sobre todo a aceptar mi ileostomía, aprendí a contar que la portaba sin miedo y a no estar pendiente de la bolsa, vivir más la vida y disfrutarla poco a poco, al fin y al cabo, volví a nacer y había que aprovechar más la vida. Actualmente sigo portando la ileostomía porque aún no pueden operarme, debido a que la enfermedad de Crohn sigue activa y operarme tendría muchas consecuencias negativas. Mi día a día es una vida prácticamente normal, exceptuando algunas limitaciones tales como hacer esfuerzos abdominales o coger mucho peso. A veces tengo rachas de cansancio extremo, dolores articulares y molestias estomacales, sobre todo en cambios de tiempo bruscos. Decidí acudir a la asociación ACCU para apuntarme a su grupo de jóvenes con la enfermedad y me va bastante bien, siempre es bueno conocer gente que te entiende y comprende por lo que estás pasando, aparte de acudir a los diversos talleres que realiza la asociación. También me apunté a varios grupos de Facebook para tener contacto con gente de diferentes ciudades y la verdad que conoces gente interesante y a pesar de la distancia siempre hay alguien con el que puede congeniar. A raíz de la operación decidí crearme un blog llamado "Las Experiencias de David", para ir contando mis experiencias con la enfermedad de Crohn y la ileostomía para que me lean otros pacientes en mi misma situación o parecía y les sirva de ayuda. Gracias al blog conocí a Pamela, que tiene otro blog y comentarios tras comentarios nos fuimos conociendo y haciendo amigos, a raíz de una publicación mía en la que quería crear un grupo de Facebook de Ostomizados en Madrid, ella se interesó y entonces decidimos crear el grupo para toda España porque ella es de un pueblo de Tarragona, asique creamos el grupo de Facebook Ostomizados España en el que todos nos ayudamos y apoyamos. A los que lean la historia diría que portar una ostomia no es malo, al revés, nos está manteniendo con vida, que no se escondan porque siempre habrá gente que no le importe que portemos la ostomia, es duro lo sé, pero ocultarlo no nos dejaría vivir a gusto y hay que aprovechar esta segunda oportunidad que nos da la vida.

David M. Madrid.
¿Te ha inspirado esta historia ?
! Dale tu voto para que sea el Great Comebacks del año !

Historias Personales

2018

Mª Victoria (Madrid)

... con unas ganas de vivir inmensas, más que antes …

Continuar leyendo

Montse (Salamanca)

... hoy lloré de alegría...

Continuar leyendo

Carmen (Bilbao)

... Aprendía ver el problema de cara y afrontarlo, mirándolo a los ojos...

Continuar leyendo

Rafael V. P. (Yecla)

... la bolsa fue el único medio para salvarme, que le debo la vida al estoma ...

Continuar leyendo

Olga M. G. (Cartagena)

... Mi reto es hacer kayak y remo por el mar menor ...

Continuar leyendo

Marta M. (Cambrils)

... Las historias que salen bien merecen ser contadas...

Continuar leyendo

Loly G.

... hago Pilates y Yoga, voy a la piscina, además de andar una hora diaria ...

Continuar leyendo

Arantxa M. (Córdoba)

... El mejor trofeo para un guerrero, es la vida...

Continuar leyendo

Mere (Valladolid)

...empecé a aceptar los grandes cambios que se habían producido en mi vida....

Continuar leyendo































































2017

Aitziber (Bilbao)

...Las limitaciones están en nuestra cabeza...

Continuar leyendo

Alberto R. (Cantabria)

...El buceo hace que no piense en la enfermedad. Todo empezó a ir mejor...

Continuar leyendo

José María U. (Bilbao)

.… lleno de esperanza e ilusión y llevando una vida totalmente plena y normalizada ...

Continuar leyendo

Liamar (Madrid)

... En definitiva, la bolsa me ha devuelto la vida...      

Continuar leyendo

Yolanda F. (Mallorca)

...mi vida está completa, viajo, vivo, pinto y algo que no he dejado de hacer nunca...

Continuar leyendo

María M. (Cuenca)

…la colostomía no era un obstáculo para hacer lo que más me gusta que es trabajar con niños.

Continuar leyendo

Lola G. (Barcelona)

Me ha devuelto un calidad de vida y una autonomía que no me atrevía ni a soñar

Continuar leyendo

Mariano A. (Las Palmas)

Siempre decía –para atrás, ni para coger carrerilla-y así fue...

Continuar leyendo

Fernándo R. (Santander)

En mi vida cotidiana, no tendría que privarme de ninguna actividad de las que venía...

Continuar leyendo

José María P. (Cartagena)

Lo voy superando y constituye una rutina más en mi vida.

Continuar leyendo

José V. (Barcelona)

Busco nuevos retos deportivos para demostrarme a mí mismo y los demás...

Continuar leyendo

Mª Ángeles L. (Quart)

La verdad es que me quede pronto embarazada y todo fue perfecto.

Continuar leyendo

Yoshua P. (Alicante)

Fortalecer la mente y junto a ella vuestra capacidad de superación.

Continuar leyendo

David M. (Madrid)

Vivir más la vida y disfrutarla poco a poco, al fin y al cabo, volví a nacer.

Continuar leyendo

Ángel C. (Cartagena)

Decidí matricularme en la universidad de mayores...

Continuar leyendo

Claudia S. (Madrid)

Me pusieron la bolsa y la llevé bastante bien. Me fui a Menorca, Londres, a esquiar...

Continuar leyendo

Zaira B. (Alicante)

Cumplí 1 de tantos sueños que he cumplido, al mes, con mi traje de reina...

Continuar leyendo

Patricia G. F. (León)

La ileostomía no me ha quitado de hacer
nada.

Continuar leyendo

María Yolanda F. (Cáceres)

Si se lucha por seguir, se consigue algo increíble...

Continuar leyendo

Bárbara S. (Cartagena)

Una ostomia no es el fin es el comienzo.
 

Continuar leyendo

José M. (Alcalá Guadaíra)

Me decían que era una locura irme de mochilero por toda Europa en tren...

Continuar leyendo

Miguel E. (Toledo)

Lo importante es estar activo y tener la mente ocupada...que la cabeza ...

Continuar leyendo

Carlos M. (Salamanca)

Seguir para adelante sin complejo alguno...
 

Continuar leyendo

Ángela G. (Valencia)

...Cuéntalo porque pasarlo dos veces sola es peor.

Continuar leyendo

Conchi (Tenerife)

Soy feliz, puedo hacer muchísimas cosas que antes no hacía.

Continuar leyendo

Montse G. (Barcelona)

Tenemos que pensar que estamos vivos y el hecho de llevar una ostomía...

Continuar leyendo

Pilar M. (Madrid)

“Si tiene solución no te preocupes y si no la tiene para qué preocuparte”.

Continuar leyendo

Victoria H. (Madrid)

“Lo conseguí”...

Continuar leyendo

Lina G. (Madrid)

Hay muchas vidas dentro de una sola vida y merece la pena vivirlas...

Continuar leyendo