lunes, 3 de agosto de 2020


 

Hay muchas vidas dentro de una sola vida y merece la pena vivirlas...

Lina G. Madrid

¡Hola soy Lina!

Hablo desde mi segunda vida, por que la primera la perdí definitivamente cuando me detectaron un cáncer de colon. Solo recuerdo de esos días la tremenda sorpresa y la seguridad de que eso a mi no me estaba pasando, de que todo era una pesadilla y que bastaría pellizcarme para volver a mi feliz e ingenua vida anterior. Pero pronto descubrí que no, que mi vida en aquellos días giraba rápido entre tratamientos, pruebas medicas y un profundo vértigo ante una situación que me superaba.

Esa primera vida terminó cuando entré en el quirófano donde me extirparon parte del recto y de propina unas cuantas cosas más que me habían acompañado durante toda mi vida.

Y en ese momento cuando sobreviví, ostomizada de por vida, pero pudiendo ver a los míos, empezó esta segunda vida, que no es mejor ni peor, es diferente. Todo lo aprendido hasta entonces, era cuestionado, las necesidades y afectos habían cambiado.

Ya en el hospital descubrí que había personas nuevas a mi alrededor, conocidos que de repente se convierten en verdaderos amigos, amigos que te regalan lo mas preciado que ahora tenemos, su tiempo y el apoyo de un valor seguro , la familia.

Lo más duro de esta nueva vida fue volver a aprender a caminar sola, pero ahí estaban las enfermeras y enfermeros estomaterapeutas. En mi hospital no existía consulta de ostomia, así que luchando contra el tiempo, ellos me enseñaron a manejar mi ostomia, a perder el miedo a las bolsas, a las fugas,a las irrigaciones. Además de su trabajo, siempre tenían un rato para mi, eran enfermeros, psicólogos, amigos, de nuevo otros que me regalaban su tiempo.

Quizás lo mas difícil vino después, una vez en casa, sin el apoyo del hospital, tenia que ser capaz de mirarme al espejo, de ver mi nueva imagen amputada, de reconocerme para poder valorarme como mujer, para decirme a mi misma que otra forma de vida era posible.

Pero sola me veía incapaz, así que busque a mis iguales, a otras personas que estaban pasando por lo mismo que yo, e incluso algunas por caminos mas difíciles que los míos y descubrí  AOMA (Asociación de ostomizados de Madrid) aquí hablamos el mismo lenguaje, miedo, superaciones, problemas con la bolsa, anécdotas, aquí todos regalan su tiempo, enfermeras, médicos, psicólogos, especialistas, amigos, familiares etc...son fieles compañeros en mi segunda vida.

Con toda la gente nueva y la anterior que me acompañan en esta mi segunda vida, he aprendido que regalar tiempo, es el mas preciado bien que tenemos en esta vida, compartir un abrazo de corazón a corazón, compartir una ilusión, compartir el primer viaje como ostomizado, compartir un café con alguien que sabes que mañana no va a estar, compartir con tu pareja el miedo a una nueva forma de amarse, compartir cada mañana con tus compañeros de trabajo, el secreto es compartir tu tiempo de vida con algo que merezca la pena y eso solo lo puedes hacer estando y sintiéndote viva.

A las personas que están viviendo la misma experiencia que yo les diría, que adelante hay muchas vidas dentro de una sola vida y merece la pena vivirlas, hay que luchar para no perder las ilusiones, por pequeñas que sean, hay que rodearse de gente positiva, que te ayuden a superar retos. Que regales tu tiempo para que cuando te mires en el espejo no solo veas tu imagen, si no que aparezcan todos los ostomizados que necesitan ser visibles y escuchados.

Lina G. Madrid

¿Te ha inspirado esta historia ?
! Dale tu voto para que sea el Great Comebacks del año !

Historias Personales

2018

Mª Victoria (Madrid)

... con unas ganas de vivir inmensas, más que antes …

Continuar leyendo

Montse (Salamanca)

... hoy lloré de alegría...

Continuar leyendo

Carmen (Bilbao)

... Aprendía ver el problema de cara y afrontarlo, mirándolo a los ojos...

Continuar leyendo

Rafael V. P. (Yecla)

... la bolsa fue el único medio para salvarme, que le debo la vida al estoma ...

Continuar leyendo

Olga M. G. (Cartagena)

... Mi reto es hacer kayak y remo por el mar menor ...

Continuar leyendo

Marta M. (Cambrils)

... Las historias que salen bien merecen ser contadas...

Continuar leyendo

Loly G.

... hago Pilates y Yoga, voy a la piscina, además de andar una hora diaria ...

Continuar leyendo

Arantxa M. (Córdoba)

... El mejor trofeo para un guerrero, es la vida...

Continuar leyendo

Mere (Valladolid)

...empecé a aceptar los grandes cambios que se habían producido en mi vida....

Continuar leyendo































































2017

Aitziber (Bilbao)

...Las limitaciones están en nuestra cabeza...

Continuar leyendo

Alberto R. (Cantabria)

...El buceo hace que no piense en la enfermedad. Todo empezó a ir mejor...

Continuar leyendo

José María U. (Bilbao)

.… lleno de esperanza e ilusión y llevando una vida totalmente plena y normalizada ...

Continuar leyendo

Liamar (Madrid)

... En definitiva, la bolsa me ha devuelto la vida...      

Continuar leyendo

Yolanda F. (Mallorca)

...mi vida está completa, viajo, vivo, pinto y algo que no he dejado de hacer nunca...

Continuar leyendo

María M. (Cuenca)

…la colostomía no era un obstáculo para hacer lo que más me gusta que es trabajar con niños.

Continuar leyendo

Lola G. (Barcelona)

Me ha devuelto un calidad de vida y una autonomía que no me atrevía ni a soñar

Continuar leyendo

Mariano A. (Las Palmas)

Siempre decía –para atrás, ni para coger carrerilla-y así fue...

Continuar leyendo

Fernándo R. (Santander)

En mi vida cotidiana, no tendría que privarme de ninguna actividad de las que venía...

Continuar leyendo

José María P. (Cartagena)

Lo voy superando y constituye una rutina más en mi vida.

Continuar leyendo

José V. (Barcelona)

Busco nuevos retos deportivos para demostrarme a mí mismo y los demás...

Continuar leyendo

Mª Ángeles L. (Quart)

La verdad es que me quede pronto embarazada y todo fue perfecto.

Continuar leyendo

Yoshua P. (Alicante)

Fortalecer la mente y junto a ella vuestra capacidad de superación.

Continuar leyendo

David M. (Madrid)

Vivir más la vida y disfrutarla poco a poco, al fin y al cabo, volví a nacer.

Continuar leyendo

Ángel C. (Cartagena)

Decidí matricularme en la universidad de mayores...

Continuar leyendo

Claudia S. (Madrid)

Me pusieron la bolsa y la llevé bastante bien. Me fui a Menorca, Londres, a esquiar...

Continuar leyendo

Zaira B. (Alicante)

Cumplí 1 de tantos sueños que he cumplido, al mes, con mi traje de reina...

Continuar leyendo

Patricia G. F. (León)

La ileostomía no me ha quitado de hacer
nada.

Continuar leyendo

María Yolanda F. (Cáceres)

Si se lucha por seguir, se consigue algo increíble...

Continuar leyendo

Bárbara S. (Cartagena)

Una ostomia no es el fin es el comienzo.
 

Continuar leyendo

José M. (Alcalá Guadaíra)

Me decían que era una locura irme de mochilero por toda Europa en tren...

Continuar leyendo

Miguel E. (Toledo)

Lo importante es estar activo y tener la mente ocupada...que la cabeza ...

Continuar leyendo

Carlos M. (Salamanca)

Seguir para adelante sin complejo alguno...
 

Continuar leyendo

Ángela G. (Valencia)

...Cuéntalo porque pasarlo dos veces sola es peor.

Continuar leyendo

Conchi (Tenerife)

Soy feliz, puedo hacer muchísimas cosas que antes no hacía.

Continuar leyendo

Montse G. (Barcelona)

Tenemos que pensar que estamos vivos y el hecho de llevar una ostomía...

Continuar leyendo

Pilar M. (Madrid)

“Si tiene solución no te preocupes y si no la tiene para qué preocuparte”.

Continuar leyendo

Victoria H. (Madrid)

“Lo conseguí”...

Continuar leyendo

Lina G. (Madrid)

Hay muchas vidas dentro de una sola vida y merece la pena vivirlas...

Continuar leyendo