lunes, 3 de agosto de 2020


Tenemos que pensar que estamos vivos y que, el hecho de llevar una ostomía, no nos tiene que impedir hacer todo aquello que más nos gusta!!!

Montse G. Barcelona

Diagnosticada de Colitis Ulcerosa en junio 1998.  [ Ver versión en Catalán ]

Todo empezó tras una operación de hernia inguinal, me costaba mucho recuperarme y el cirujano solicitó que me realizaran una colonoscopia. El día de la prueba me dijeron que tenía una inflamación intestinal, pero había que esperar a los resultados para saber más. Días después fuimos unos cuantos a la cena de jubilación de un compañero y al día siguiente varios nos encontramos mal por una salmonela, yo llegué a tener fiebre y tuve que ir a urgencias. Fue entonces que me diagnosticaron Colitis Ulcerosa, con unos 10 cm de intestino inflamado, pero debido a la salmonelosis pasados unos días ya eran 40cm. En esa época desconocía totalmente esa enfermedad y no tenía ni idea de su gravedad.

En el hospital me suministraban alimentación parenteral y corticoides entre otros … pasaban los días y yo estaba cada vez más débil, diarreas con sangrado e incluso mi cuerpo rechazaba algunos de los medicamentos. Pasados unos días me trasladaron al hospital Bellvitge, al cabo de dos meses empecé a mejorar, pero una vez en casa, días después de no necesitar más el tratamiento tuve de nuevo los síntomas de un brote y tuve que volver al hospital dónde detectaron que era alérgica a uno de los medicamentos. Estuve un tiempo ingresada en el que la inflamación continuaba avanzando y entonces decidieron operarme. Finalizada la operación informaron a mis familiares que me habían salvado la vida, porque tenía todo el intestino en muy mal estado (hasta el colon). Meses después me volvieron a operar para hacerme un reservorio y a partir de ahí hasta 10 operaciones más, hasta que en 2003 pasé por la ultima y desde entonces vivo con una ileostomía. Al principio tuve alguna dificultad de adaptación a la bolsa, por problemas en la piel, pero tras probar varias marcas y formas de dispositivo finalmente la estomaterapeuta acertó con el que mejor se ajustaba a mí. Desde entonces a veces tengo el intestino delgadoteni problemas de adherencias y suelo tener oclusiones. Pero pasado todas esas intervenciones lo que quería principalmente era estar bien para poder atender a mis hijos, que por aquel entonces tenían entre 8-12 años y así fue!! Lo conseguí, poder estar pendiente e ellos, y trabajar también. En definitiva, hacer una vida normal!! Supe que existía ACCU gracias a la nutricionista de Bellvitge y desde entonces soy socia.

Yo animo a todas las personas que tengan la enfermedad que no tengan miedo a la operación, actualmente es mucho más conocida la patología y las operaciones se hacen por laparoscopia, la recuperación es mucho más rápida y sin problemas de oclusiones. Tenemos que pensar que estamos vivos y que, el hecho de llevar una ostomía, no nos tiene que impedir hacer todo aquello que más nos gusta!!!

Saludos

Montse G. Barcelona

¿Te ha inspirado esta historia ?
! Dale tu voto para que sea el Great Comebacks del año !

Historias Personales

2018

Mª Victoria (Madrid)

... con unas ganas de vivir inmensas, más que antes …

Continuar leyendo

Montse (Salamanca)

... hoy lloré de alegría...

Continuar leyendo

Carmen (Bilbao)

... Aprendía ver el problema de cara y afrontarlo, mirándolo a los ojos...

Continuar leyendo

Rafael V. P. (Yecla)

... la bolsa fue el único medio para salvarme, que le debo la vida al estoma ...

Continuar leyendo

Olga M. G. (Cartagena)

... Mi reto es hacer kayak y remo por el mar menor ...

Continuar leyendo

Marta M. (Cambrils)

... Las historias que salen bien merecen ser contadas...

Continuar leyendo

Loly G.

... hago Pilates y Yoga, voy a la piscina, además de andar una hora diaria ...

Continuar leyendo

Arantxa M. (Córdoba)

... El mejor trofeo para un guerrero, es la vida...

Continuar leyendo

Mere (Valladolid)

...empecé a aceptar los grandes cambios que se habían producido en mi vida....

Continuar leyendo































































2017

Aitziber (Bilbao)

...Las limitaciones están en nuestra cabeza...

Continuar leyendo

Alberto R. (Cantabria)

...El buceo hace que no piense en la enfermedad. Todo empezó a ir mejor...

Continuar leyendo

José María U. (Bilbao)

.… lleno de esperanza e ilusión y llevando una vida totalmente plena y normalizada ...

Continuar leyendo

Liamar (Madrid)

... En definitiva, la bolsa me ha devuelto la vida...      

Continuar leyendo

Yolanda F. (Mallorca)

...mi vida está completa, viajo, vivo, pinto y algo que no he dejado de hacer nunca...

Continuar leyendo

María M. (Cuenca)

…la colostomía no era un obstáculo para hacer lo que más me gusta que es trabajar con niños.

Continuar leyendo

Lola G. (Barcelona)

Me ha devuelto un calidad de vida y una autonomía que no me atrevía ni a soñar

Continuar leyendo

Mariano A. (Las Palmas)

Siempre decía –para atrás, ni para coger carrerilla-y así fue...

Continuar leyendo

Fernándo R. (Santander)

En mi vida cotidiana, no tendría que privarme de ninguna actividad de las que venía...

Continuar leyendo

José María P. (Cartagena)

Lo voy superando y constituye una rutina más en mi vida.

Continuar leyendo

José V. (Barcelona)

Busco nuevos retos deportivos para demostrarme a mí mismo y los demás...

Continuar leyendo

Mª Ángeles L. (Quart)

La verdad es que me quede pronto embarazada y todo fue perfecto.

Continuar leyendo

Yoshua P. (Alicante)

Fortalecer la mente y junto a ella vuestra capacidad de superación.

Continuar leyendo

David M. (Madrid)

Vivir más la vida y disfrutarla poco a poco, al fin y al cabo, volví a nacer.

Continuar leyendo

Ángel C. (Cartagena)

Decidí matricularme en la universidad de mayores...

Continuar leyendo

Claudia S. (Madrid)

Me pusieron la bolsa y la llevé bastante bien. Me fui a Menorca, Londres, a esquiar...

Continuar leyendo

Zaira B. (Alicante)

Cumplí 1 de tantos sueños que he cumplido, al mes, con mi traje de reina...

Continuar leyendo

Patricia G. F. (León)

La ileostomía no me ha quitado de hacer
nada.

Continuar leyendo

María Yolanda F. (Cáceres)

Si se lucha por seguir, se consigue algo increíble...

Continuar leyendo

Bárbara S. (Cartagena)

Una ostomia no es el fin es el comienzo.
 

Continuar leyendo

José M. (Alcalá Guadaíra)

Me decían que era una locura irme de mochilero por toda Europa en tren...

Continuar leyendo

Miguel E. (Toledo)

Lo importante es estar activo y tener la mente ocupada...que la cabeza ...

Continuar leyendo

Carlos M. (Salamanca)

Seguir para adelante sin complejo alguno...
 

Continuar leyendo

Ángela G. (Valencia)

...Cuéntalo porque pasarlo dos veces sola es peor.

Continuar leyendo

Conchi (Tenerife)

Soy feliz, puedo hacer muchísimas cosas que antes no hacía.

Continuar leyendo

Montse G. (Barcelona)

Tenemos que pensar que estamos vivos y el hecho de llevar una ostomía...

Continuar leyendo

Pilar M. (Madrid)

“Si tiene solución no te preocupes y si no la tiene para qué preocuparte”.

Continuar leyendo

Victoria H. (Madrid)

“Lo conseguí”...

Continuar leyendo

Lina G. (Madrid)

Hay muchas vidas dentro de una sola vida y merece la pena vivirlas...

Continuar leyendo