lunes, 3 de agosto de 2020


Cumplí 1 de tantos sueños que he cumplido, al mes, con mi traje de reina y tras pasar dos meses con mi bolsita, salí desfilando toda la mañana por mi pueblo.

Zaira B.

Hola a todos, Me llamo Zaira y soy de un pueblo de Alicante, en estos momentos tengo 23 años y Mi historia comenzó desde mi nacimiento.

Me comentaba mi madre que el médico le dijo que me tenía que poner unos polvos en la comida para que mi intestino funcionara correctamente y yo pudiera ir al baño, después de pasar 14 años con una dieta rica en fibra, llegó un día que estaba yo en el instituto haciendo ejercicio y tras cambiarme de ropa y subir a clase, baje hacer unas fotocopias y me caí desplomada por las escaleras, fui a mi médica de cabecera y rápidamente pidió una analítica completa urgente. Fue un 17 de marzo del 2008, tras sacarme sangre recuerdo como me desplomé en la silla del ambulatorio, mi padre me llevó a casa y recuerdo que me acosté en la cama porque me sentía muy cansada, al día siguiente siempre recordare ese día, un 18 de marzo, llaman a primera hora de la mañana a mis padres comunicándoles que me despertaran rápidamente y me llevaran al hospital lo antes posible , me hicieron una transfusión de sangre y una transfusión de hierro, tras ésta se me quemaron un poco los dedos del pie y los labios (el hierro, si te ponen una gran cantidad te sucede eso) los médicos no sabían por dónde se escapó tanta sangre, hasta que en planta me vió un digestivo que lo solucionó bien, era una niña estreñida y al no poder ir al baño pues me paso eso. El médico me recetó unos sobres para poder ir al baño y unas pastillas de hierro, para la anemia que tenía en ese momento pero pasaban los años y no cambiaba nada, seguía encontrándome mal, estreñida y con anemia severa día sí y día también, con la barriga súper hinchada algunas semanas, pero todo lo solucionaban con los sobres y el hierro, desde ese día en el año 2008 hasta el 2013 yo hacía una vida más o menos normal, con la medicación correspondiente, los sobres, el hierro y por supuesto enemas para poder ir al baño también, vamos una vida de una adolescente no muy normal, no salía de casa, porque con los sobres tenías que ir a todas horas al baño.

En todos esos años para animarme comencé en la danza, al parecer ayuda a que los intestinos tengan algo de movimiento, por entonces también terminé mi grado medio de administración y de peluquería, pero seguía sin encontrarme bien, tenía siempre que tirar de la medicación … Llegó el día 4 de junio del 2013, yo tenía 19 años era un fin de semana como otro cualquiera, salí con mis amigos de fiesta a una discoteca a pocos kilómetros de mi pueblo, le dije a mi amiga que me hiciera el favor de acompañarme al baño porque no me encontraba nada bien, tras salir del baño me desplomé por las escaleras, entre el segurata y mi amiga me sacaron para fuera para que me diera el aire, pensaban que era un simple mareo, pero no era si , quien se iba a imaginar lo que me ocurrió días después... esa noche me llevaron a casa, acostada en el asiento de atrás, mi amiga me hizo una foto, estaba muy blanca y los labios morados y además la barriga estaba muy muy hinchada. No entendía por qu, solo me encontraba mal, estuve todo el día durmiendo y bebiendo Aquarius, no me entraba nada, se quedaba en la garganta y lo devolvía, esa misma noche me levante sintiéndome muy floja, mis piernas temblaban y tuve que apoyarme en la pared del pasillo de mi casa para poder ir al baño, me caí inconsciente en el pasillo, mi hermano al oír el golpe se despertó y salió corriendo de su habitación y mi madre me ayudó a ducharme y rápidamente me llevaron al hospital. Menos mal que me llevaron porque si no sabría dónde estaría ahora!

Vinieron 5 cirujanos a verme a la sala de urgencias del Hospital Vinalopó de ELCH, me llevaron a la UCI y de allí rápidamente a quirófano. Yo no entendía nada , estaba semi-inconsciente, solo oía voces y sentía el tacto de las manos de las enfermeras y médicos, entrando a quirófano siempre recordare la frase de mi hermano "se fuerte tata" y yo le conteste "estate tranquilo yo de aquí salgo". Fue duro oír a mi madre fuera llorando y pensar dentro de mi  "que te pasa Zaira? tienes que luchar y salir para adelante" por lo que me contó mi madre, a ella le dijeron que había un 10% de posibilidad que yo viviera, y así consta en el informe, tenía el intestino grueso parado pero resulta que tenía también el hígado, los riñones, los ovarios aplastados y el útero desplazado tras el gran peso que tenía el intestino. Me dieron dos paradas cardio-respiratorias (quien me iba a decir a mí que de un día para otro me iba a pasar algo tan grave) Estuve en la UCI una semana y 3 de ellos dormida como si estuviera en coma, fué un momento muy crítico, después me subieron a planta y estuve 3 semanas ingresada. Cogí la sábana, la levanté y vi una bolsita en la barriga en la cual no me sorprendió mucho, solo dije que vale que me parecía bien que la bolsita que me habían puesto me había salvado la vida, aunque el mes de después tuve que volver por que tenía una oclusión por todas las bridas que tengo puestas en mi intestino. las semanas de después fueron bastante difíciles, yo no quería salir de casa, me llegaban insultos por parte de algunos jóvenes, no sabía que ropa ponerme, entre en una fase de depresión en la cual tuve que ser tratada por la psicóloga de mi centro de salud. Tras haber pasado ya 4 años mucha gente me pregunta si yo me puedo quedar embarazada pero mis médicos me decían que no me podía quedar embarazada por la bolsita, Entonces mis pensamientos siempre han estado en adoptar, hay muchos niños sin familia. pero hoy que estado con mi enfermera de mi colostomía y la cirujana ha hablado con ella y si puedo, pero claro con riesgos en el embarazo y dificultades, pero todavía soy joven más adelante puede ser. En mi mente sigue la adopción, me gustaría adoptar a una niña y que esa niña tenga una familia que la cuide y le dé el mayor del cariño que necesita.

 

Después de todo lo malo ahora viene lo bueno, tengo a mi novio, que es increíble en momentos de bajones siempre está mi lado, y por supuesto mi familia que me apoya en todo y me dice que difunda mi apoyo a personas con lo mismo que yo y puedo decir con la cabeza bien alta, y quiero que esto le llegue a cuanta más gente posible, que una bolsita para nada te corta de hacer tu día a día, de poder hacer tus actividades, de seguir con tu vida, yo a los 5 días de estar en planta con mi suero y mi carrito me puse a bailar en mi habitación y por los pasillos del hospital, la médica me regañaba me decía que durante un año no podía volver a bailar pero yo no le hice mucho caso, la danza es mi pasión y no podía estar sin bailar … jejeje… tras salir del hospital, al mes me proclamaron Belleza Astur 2013, reina de una comparsa cristiana en la fiesta de moros y cristianos de mi pueblo. Hubo una cena, yo llevaba mis 40 grapas y mis 8 puntos, con mi vestido de gala y mis tacones, y por supuesto con la faja que tienes que llevar en el abdomen. Cumplí 1 de tantos sueños que he cumplido, al mes, con mi traje de reina y tras pasar dos meses con mi bolsita, salí desfilando toda la mañana por mi pueblo recorriendo todas las calles del desfile, todos pendientes de mi por si me pasaba algo pero yo tan feliz desfilando y por supuesto por la tarde , con mi gran traje de gala que pesa unos cuantos quilos me subí a esa carroza y recorrí todo el pasacalles con mi traje de reina, puedo decir y esto va para toda la gente que tiene una bolsita (o tiene otro tipo de enfermedad) que puede hacer absolutamente de todo, ir al gimnasio, bailar, correr, que la bolsita no te impida hacer nada, la bolsita es otra parte de tu cuerpo en la cual a ti te tienen que querer con ella y sin ella, y te tienen que valorar igual que como a otra persona, no somos monstruos somos personas iguales a otros pero eso si somos gente especial, tenemos algo que nos ha salvado la vida y gracias a nuestra bolsita hoy estamos al lado de nuestros amigos, familia y compañeros y por supuesto con toda la gente que nos rodea, la gente que nos quiere, y la gente que quiere estar a nuestro lado siempre pase lo que nos pase. Puedo decir por mi parte que la bolsita a mí no me ha quitado el tema de bailar, sigo en la danza, y yo sigo bailando mi danza de vientre, mi africano, samba, bachata y bailo con mi barriga al aire y mi bolsita la ve todo el mundo, voy a la playa en bikini , hago ejercicio, y todo mi pueblo sabe que la llevo, aunque algunas personas no la acepten miles otras si y te miran exactamente igual como miran a otra persona, mi lema y en el cual me tatuo muy pronto es, SOY UNA GUERRERA CON SEÑALES DE BATALLA, todas las cicatrices que tengáis son las batallas ganadas, las que vosotros mismos habéis ganado, nunca os rindáis a nada, aunque tengáis una colostomia u otro tipo, luchar siempre por cumplir vuestros sueños y que la bolsita forme parte de vuestra vida siempre. Porque somos guerreros y los guerreros nunca se rinden, siempre siempre tiran para adelante por muchos baches que se pongan por el camino. Siempre a mantenerse fuerte. Salir de casa, no os escondáis en casa por llevar una colostomia, salir disfrutar del medio ambiente, disfrutar del sol, si el problema es la bolsita, la bolsita no es ningún problema te la cambias en cualquier baño, somos personas súper normales, como otras y por supuesto que la bolsita no os quite las ganas de nada y las ganas de hacer algo que vosotros soñáis y que vosotros queréis hacer. mi próximo destino, tirarme en paracaídas! Así que todos ustedes a vivir la vida y a disfrutar de ella. Que vida hay una y hay que disfrutar de ella siempre.

A todos los que hayáis leído esto os mando un beso y un abrazo muy fuerte.

Zaira B. Alicante.
¿Te ha inspirado esta historia ?
! Dale tu voto para que sea el Great Comebacks del año !

Historias Personales

2018

Mª Victoria (Madrid)

... con unas ganas de vivir inmensas, más que antes …

Continuar leyendo

Montse (Salamanca)

... hoy lloré de alegría...

Continuar leyendo

Carmen (Bilbao)

... Aprendía ver el problema de cara y afrontarlo, mirándolo a los ojos...

Continuar leyendo

Rafael V. P. (Yecla)

... la bolsa fue el único medio para salvarme, que le debo la vida al estoma ...

Continuar leyendo

Olga M. G. (Cartagena)

... Mi reto es hacer kayak y remo por el mar menor ...

Continuar leyendo

Marta M. (Cambrils)

... Las historias que salen bien merecen ser contadas...

Continuar leyendo

Loly G.

... hago Pilates y Yoga, voy a la piscina, además de andar una hora diaria ...

Continuar leyendo

Arantxa M. (Córdoba)

... El mejor trofeo para un guerrero, es la vida...

Continuar leyendo

Mere (Valladolid)

...empecé a aceptar los grandes cambios que se habían producido en mi vida....

Continuar leyendo































































2017

Aitziber (Bilbao)

...Las limitaciones están en nuestra cabeza...

Continuar leyendo

Alberto R. (Cantabria)

...El buceo hace que no piense en la enfermedad. Todo empezó a ir mejor...

Continuar leyendo

José María U. (Bilbao)

.… lleno de esperanza e ilusión y llevando una vida totalmente plena y normalizada ...

Continuar leyendo

Liamar (Madrid)

... En definitiva, la bolsa me ha devuelto la vida...      

Continuar leyendo

Yolanda F. (Mallorca)

...mi vida está completa, viajo, vivo, pinto y algo que no he dejado de hacer nunca...

Continuar leyendo

María M. (Cuenca)

…la colostomía no era un obstáculo para hacer lo que más me gusta que es trabajar con niños.

Continuar leyendo

Lola G. (Barcelona)

Me ha devuelto un calidad de vida y una autonomía que no me atrevía ni a soñar

Continuar leyendo

Mariano A. (Las Palmas)

Siempre decía –para atrás, ni para coger carrerilla-y así fue...

Continuar leyendo

Fernándo R. (Santander)

En mi vida cotidiana, no tendría que privarme de ninguna actividad de las que venía...

Continuar leyendo

José María P. (Cartagena)

Lo voy superando y constituye una rutina más en mi vida.

Continuar leyendo

José V. (Barcelona)

Busco nuevos retos deportivos para demostrarme a mí mismo y los demás...

Continuar leyendo

Mª Ángeles L. (Quart)

La verdad es que me quede pronto embarazada y todo fue perfecto.

Continuar leyendo

Yoshua P. (Alicante)

Fortalecer la mente y junto a ella vuestra capacidad de superación.

Continuar leyendo

David M. (Madrid)

Vivir más la vida y disfrutarla poco a poco, al fin y al cabo, volví a nacer.

Continuar leyendo

Ángel C. (Cartagena)

Decidí matricularme en la universidad de mayores...

Continuar leyendo

Claudia S. (Madrid)

Me pusieron la bolsa y la llevé bastante bien. Me fui a Menorca, Londres, a esquiar...

Continuar leyendo

Zaira B. (Alicante)

Cumplí 1 de tantos sueños que he cumplido, al mes, con mi traje de reina...

Continuar leyendo

Patricia G. F. (León)

La ileostomía no me ha quitado de hacer
nada.

Continuar leyendo

María Yolanda F. (Cáceres)

Si se lucha por seguir, se consigue algo increíble...

Continuar leyendo

Bárbara S. (Cartagena)

Una ostomia no es el fin es el comienzo.
 

Continuar leyendo

José M. (Alcalá Guadaíra)

Me decían que era una locura irme de mochilero por toda Europa en tren...

Continuar leyendo

Miguel E. (Toledo)

Lo importante es estar activo y tener la mente ocupada...que la cabeza ...

Continuar leyendo

Carlos M. (Salamanca)

Seguir para adelante sin complejo alguno...
 

Continuar leyendo

Ángela G. (Valencia)

...Cuéntalo porque pasarlo dos veces sola es peor.

Continuar leyendo

Conchi (Tenerife)

Soy feliz, puedo hacer muchísimas cosas que antes no hacía.

Continuar leyendo

Montse G. (Barcelona)

Tenemos que pensar que estamos vivos y el hecho de llevar una ostomía...

Continuar leyendo

Pilar M. (Madrid)

“Si tiene solución no te preocupes y si no la tiene para qué preocuparte”.

Continuar leyendo

Victoria H. (Madrid)

“Lo conseguí”...

Continuar leyendo

Lina G. (Madrid)

Hay muchas vidas dentro de una sola vida y merece la pena vivirlas...

Continuar leyendo